Complejo respiratorio felino

Complejo respiratorio felino

Qué es?

Es una enfermedad contagiosa de las vías respiratorias de los felinos, se contagia solo entre gatos y no afecta al ser humano. Los más afectados son los gatitos menores a 6 meses y también los gatitos que viven en condiciones de hacinamiento (muchos gatos en poco espacio).

Los principales signos son secreción ocular, secreción nasal, es frecuente ver gatitos pequeños con sus párpados pegados y mucosidades en su nariz. Muchos gatitos se enferman (alta morbilidad), pero pocos mueren (baja mortalidad), hay gatitos que podrían verse mucho más afectados cuando tienen enfermedades que deprimen el sistema inmune como por ejemplo el sida felino y la leucemia felina.

En esta enfermedad vamos a ver signos en 3 diferentes sistemas:

Signos respiratorios:  Inflamación de la cavidad nasal, secreción nasal serosa (transparente y acuosa), secreción nasal mucopurulenta (pus y mucosidad), estornudos, etc.

Signos oculares: Secreción ocular, conjuntivitis, úlceras corneales, etc.

Signos en cavidad oral: Inflamación de la boca, gingivitis (inflamación de las encías), úlceras, salivación, etc.

También podemos encontrar úlceras alrededor de su nariz debido a las secreciones nasales que se pueden infectar, aumento de la temperatura (fiebre), anorexia debido al dolor en la boca y también a la falta de olfato. Los gatos son animales carnívoros, por lo tanto si no huelen la comida no van a comer, también puede haber hembras que aborten a sus crías (herpesvirus) y claudicación o cojera (calicivirus).

Que lo produce?

Este complejo respiratorio puede ser producido por diferentes agentes infecciosos, pero dos de ellos son los más prevalentes (Calicivirus y Herpesvirus felino).

Agentes causantes:

  • Herpesvirus
  • Calicivirus
  • Chlamydophila f.
  • Bordetella b.
  • Micoplasma f.

El contagio es por secreciones ya sea vía directa e indirectamente, nosotros podemos transmitir la enfermedad a través de nuestra ropa, zapatos, utensilios, etc. Por eso la necesidad de vacunar siempre a nuestros gatos. Una de las vacunas obligatorias de los gatos, la triple felina, protege contra las dos enfermedades más comunes que participan en este complejo respiratorio, la rinotraqueitis viral felina (herpesvirus) y la calicivirosis (calicivirus)

Los felinos luego de superar el cuadro agudo, en ciertos periodos de estrés van a liberar nuevamente los virus al ambiente.

Herpes virus: Produce la rinotraqueitis viral felina, puede ser autolimitante si la inmunidad del gatito está en buen estado, el herpes replica a bajas temperaturas, por lo tanto, se debe mantener a estos gatitos en un ambiente cálido o calefaccionado.

Afecta sistema respiratorio alto (laringe, tráquea) y la córnea (ojos), por lo tanto, en estas zonas va a producir daño. Los gatos se vuelven portadores de por vida, en periodos de estrés pueden volver a liberar el virus a través de sus secreciones, es una enfermedad intermitente.

Vamos a ver secreción nasal, estornudos, conjuntivitis, con cuadros que van de leves a severos.

Si la conjuntivitis no se trata a tiempo, se puede generar una infección grave y hacer perder uno ó ambos ojos y generar ptisis vulvis (menos crecimiento del globo ocular) dejándolos ciegos.

Calicivirus: Son aproximadamente 44 cepas de calicivirus, con varios subtipos patológicos que pueden afectar de diferentes maneras, puede afectar la boca (estomatitis), algunos pueden producir artritis, enteritis, etc.

Tiene mayor tasa de mortalidad que el herpes felino, es muy contagiosa, en gatos sanos adultos y vacunados también se puede producir la enfermedad.

Es una enfermedad respiratoria superior, se pueden ver úlceras en boca, gingivitis, edemas (aumento de líquido) en la zona facial, edema en miembros (patas) y ulceras interdigitales (entre los dedos), necrosis de piel y zonas de descamación, hepatitis, neumonitis, etc.

Los gatos quedan como portadores luego de su infección, algunos podrían sanarse pero no se ha comprobado debido a que, cualquier enfermedad que comprometa el sistema inmune como el sida felino o la leucemia felina, va a favorecer la permanencia del calicivirus en el organismo del gato.

Como se ve?

Se observa secreción nasal y ocular,  estornudos, úlceras en la lengua, inflamación de las encías, estomatitis (inflamación de la cavidad oral), presentan dolor al comer, hiper salivación.

También puede haber neumonía, diarreas, claudicación (cojera), gingivitis proliferante, perdida de dientes, etc.

Como se diagnostica?

Generalmente el diagnóstico es basado en los signos clínicos, en la evolución y la respuesta al tratamiento médico.

Como se trata?

El tratamiento consiste en hidratar, mantener narinas y conjuntivas libres de secreciones (retirarlas), humidificar las secreciones con nebulizaciones o vaporizaciones.

Tratamiento antibiótico sistémico, analgesia, colirios oftálmicos, alimentación, etc. Cada medicamento se indica luego de realizar el respectivo examen clínico del paciente.

Se debe tener precaución con la administración de medicamentos por vía oral cuando hay úlceras bucales, debido al dolor, debemos intentar que el paciente recupere el apetito lo antes posible, ya que un paciente felino que no come en dos días, va a generar otra enfermedad grave que es la lipidosis hepática.

Cada uno de los tratamientos debe ser preescrito por un profesional médico veterinario dedicado al área de clínica de animales menores. Cada paciente necesita una evaluación específica y un tratamiento acorde a su estado fisiológico, físico y su comprtamiento. También las diferencias en el medio ambiente podrían requerir especificaciones en su terapia, es por eso que siempre recomendamos que ante las dudas se contacte con un profesional de la salud animal.


Artículos recomendados

Deja un comentario