Alergias en mascotas

Alergias en mascotas

La alergia en nuestras mascotas, principalmente en perros y gatos, es uno de los principales motivos de consulta veterinaria, sobre todo en períodos queconcuerdan con las alergias en los seres humanos, que sería entre primavera y verano, por lo tanto, podemos decir que las alergias están muy relacionadas con el medio ambiente.

El cambio de temperatura, principalmente a un ambiente de mas calor, permite la estacionalidad de insectos y parásitos externos, los que pueden producir alergias a través de sus picaduras y otras enfermedades, habiendo cuadros de alergia prácticamente durante todo el año.

Gran porcentaje de tutores (dueños), desconoce que su mascota puede sufrir alergia, por lo que para nosotros es de vital importancia que todos reconozcan los signos que pueden indicar una alergia en sus animales de compañía, y así poder prestar la ayuda necesaria en el momento adecuado.

Los animales pueden presentar alergias en cualquier etapa de su vida, hay algunas razas de perros mas sensibles que otras, pero todos los animales pueden generar alergia a algún componente del medio ambiente.

(Perro picado por abeja)

¿Que es la alergia?

 

La palabra “alergia” procede del griego, y su significado es: Reacción frente a lo extraño, frente a lo diferente, a distintas sustancias extrañas. Estas partículas extrañas se denominan “alérgeno”.

El organismo está generalmente en contacto con estas partículas o componentes, pero cuando se produce alergia, el cuerpo siente que debe defenderse, y esto lo hace a través de su sistema inmunológico.

Estas diferentes partículas (alérgenos) que pueden producir alergias, ingresan al organismo a través de la piel, del aparato digestivo (vía oral), del aparato respiratorio (inhalando al respirar), tratamientos médicos inyectables, picaduras de insectos, etc.

En el momento que el cuerpo detecta estas partículas como agentes extraños, se activa una serie de reacciones inmunológicas para buscar eliminar estas partículas de alguna manera. Puede que el organismo y su sistema inmune no reaccionen de manera exacerbada y tolere a estos agentes, pero en los animales que son alérgicos, el sistema de defensa va a producir una reacción inmune que conlleva a la liberación de componentes del sistema inmune que van a producir inflamaciones en diferentes zonas del cuerpo dependiendo del alérgeno y su vía de entrada. Nuestras mascotas pueden presentar síntomas digestivos, como son el vómito, diarrea, dolor abdominal, también puede haber síntomas respiratorios, como la tos, estornudos, dificultad para respirar, secreciones nasales, conjuntivitis, picazón o prurito en la piel, inflamación de los labios y boca, etc.

En los animales de compañía, principalmente perros y gatos, las alergias de tipo alimentaria y otros tipos de alergias, pueden presentar reacciones en su piel, es por eso que debemos estar atentos ante los signos que veamos en ellos, para buscar ayuda médica antes de que el cuadro empeore.

(Reacción alérgica en piel)

¿Quien produce la alergia?

Los alergénos pueden ser el polen, picaduras de pulga (saliva), plantas, alimentos, cremas, humo, ácaros (heces de ácaro), plumas, rayos uv, medicamentos, vacunas, perfumes, productos de limpieza, etc.

Características de los alérgenos:

Cuanto mas diferente sea una sustancia o molécula (alérgeno), respecto de un individuo (mascota), mas probabilidad tiene de ser reconocida como extraña.

A mayor tamaño, mas reactividad del organismo frente a su presencia, aunque hay alérgenos muy pequeños que pueden producir graves reacciones.

Hay partículas que tienen similitudes en su formación con otros alérgenos ya reconocidos como extraños para el organismo, el cual puede “confundirse” y producir una reacción de respuesta inflamatoria (alergia) frente a esta nueva partícula.

(Alergia producida por saliva de la pulga)

¿Cómo se ve?

Generalmente nuestras mascotas presentan un rasquido (prurito) intenso en alguna zona de su piel, esto se ve a través de un lamido excesivo, mordisqueo, frotado o rascándose con sus patas.

La piel de estos animales, se ve enrojecida, inflamada, irritada, muchas veces con infecciones y mal olor debido a la colonización bacteriana. Como consecuencia del rasquido permanente, se producen heridas y pérdida de pelo (alopecías). Las zonas mas afectadas de la piel son las extremidades, el lomo llegando a la cola, cara, orejas, axilas e ingles.

Cada animal puede presentar diferente sintomatología, algunos mas pronunciada que otros. A algunos les puede picar solo los dedos, como a otros les podría picar todo el cuerpo frente al mismo estímulo, como por ejemplo la picadura de una pulga. Algunos presentan alergias durante todo el año, como otros solo en ciertas temporadas.

También podríamos ver inflamación de la cavidad nasal (rinitis), conjuntivitis, síntomas digestivos como diarrea, vómitos, inflamación de la cavidad bucal, dolor abdominal, síntomas respiratorios como secreciones, dificultad para respirar, tos, etc.

(Dermatitis alérgica por picadura de pulga)

¿Cómo se diagnostica?

 

Las pruebas para detectar las alergias, dependen del tipo de alergia que presente el animal.

Las alergias de tipo respiratorias, por ejemplo, podrían medirse las reacciones con una prueba de inoculación intradérmica de diferentes alérgenos, o también existen pruebas sanguíneas que pueden diagnosticar alergias específicas. La alergia alimentaria, la que generalmente se produce por los componentes que trae el alimento, como por ejemplo algunos granos y cereales que formulan las dietas de las mascotas, a la proteína de origen animal, a algún preservante o coadyuvante del alimento que produzca una reacción del organismo. Estas alergias alimentarias se diagnostican mediante una respuesta a una dieta de exclusión o eliminación. La alergia a la saliva de la pulga se diagnostica por la historia clínica, síntomas, y por la presencia de pulgas y sus heces en la consulta veterinaria y a través de la respuesta positiva luego del tratamiento anti pulgas.

(Muestra de sangre para examen de alérgenos)

¿Cómo se trata?

Los tratamientos van a ir dirigidos a combatir la causa de la alergia, ya sea a través de la dieta hipoalergénica, eliminación de las pulgas, aplicación de fármacos, baños, etc. No todos los pacientes necesitan el mismo tratamiento, es por eso la importancia de un buen diagnóstico médico veterinario.

(Aplicación de pipeta anti pulgas y garrapatas)

Atopia canina

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, causada por una reacción alérgica a algunos componentes del medio ambiente, entre los cuales encontramos los ácaros del polvo, alimentos, polen, mohos, etc. Su origen definitivo es desconocido, es por eso que este tipo de alergia necesita un tratamiento médico mas complejo.

Recuerda siempre estar atento a los signos o síntomas que presente tu mascota, ante la sospecha de una enfermedad debes acudir de inmediato a un centro veterinario para que sea examinado, es conveniente detectar las enfermedades en su comienzo, para poder realizar un tratamiento mas efectivo y menos invasivo para nuestros pacientes.


Artículos recomendados

Deja un comentario